Recogidos laterales

Recogidos laterales

El recogido lateral o de lado es una variante vistosa y original de lucir un peinado que siempre atraerá la atención. Podemos lucirlo más alto o más bajo, con trencitas, rizos, adornos o complementos o en cascada…

Recogidos japoneses

Recogidos japoneses

Japón posee una tradición milenaria en cuanto a peinados o recogidos. Sus peinados son muy elaborados y espectaculares. Los peinados japoneses, así como los recogidos suelen hacer uso de agujas y palillos con una técnica exquisita y cuidada.

Recogidos griegos

Recogidos Griegos

El recogido o peinado griego es una de las opciones favoritas cuando tratamos de ganar ese lado exótico tan demoledor en las reuniones sociales. Si lo conjuntamos con vestidos largos, pantalones blancos de gasas, hombros escotados y sandalias de cuero invocaremos el verdadero ambiente griego. Los elementos claves para adquirir un estilo eminentemente de peinado griego son: el oro, mantener el cabello dorado o si nuestro cabello no lo es, destacar con algún elemento color oro. Siempre evocaremos al astro rey.  Recordemos que el cabello debe estar saludable, si no, lo trataremos para que no sufra con las trenzas o nudos que normalmente llevan este tipo de recogidos. La textura y el rizo del cabello es de suma importancia; si nuestro cabello es rizado definiremos el rizo dejándolo suelto y algún que otro bucle desordenado y salvaje.

Recogidos con trenzas

Recogidos con trenzas

Con las trenzas o trencitas podemos realizar una infinidad de recogidos con acabados muy sutiles y novedosos. Las trenzas se realizan mediante variadas técnicas, hay tantas especialidades y tipos que difícilmente una persona puede aprenderlas todas.

peinados antiguos

Peinados y recogidos Antiguos de época

 Los peinados antiguos, vintage o de principios del siglo 20, incluso anteriores a la época victoriana desde los griegos a los romanos y egipcios están vigentes actualmente y sirven de inspiración a numerosos artistas o directores de películas u obras de teatro y musicales. Algunos han creado estilos únicos (flequillo Cleopatra, Renacentista, Hippy, Victoriano) marcando una época. La historia de los peinados ha acompañado siempre al ser humano desde la antigüedad y la peluquería actual es el fiel reflejo de dicha consecuencia.  Evocan el romanticismo bucólico de una época dorada, añeja y añorada que intentamos revivir a través de imágenes conservadas en nuestra memoria y peinados inspiradores retomados de películas en blanco y negro y fotografías de color sepia. Mostramos a continuación unas galerías  del peinado histórico con diferentes estilos de peinados romanos y griegos y de los siglos 17, 18, 19 y 20 (XVII, XVIII, XIX Y XX), estas galerías de peinados antiguos o históricos se irán ampliando en la medida de lo posible con nuevos (antiguos) peinados seleccionados.

Peinados Romanos y Griegos

Peinados Siglo XVII

Peinados Siglo XVIII

Peinados Siglo XIX

Peinados Siglo XX

Recogidos sencillos

Recogidos sencillos

A veces, solo deseamos que el recogido o semi-recogido tan sólo sea un peinado sencillo, simple y fácil de hacer, sin grandes alardes ni adornos. Aún así, confiaremos siempre en nuestro salón de peluquería o asesor de imagen para elegir el más adecuado para nosotras.

Recogidos elegantes

Recogidos elegantes

El recogido elegante es todo aquel que nos aporta distinción y personalidad. Además un recojido no debe parecer elegante, debe serlo. Para ello, el estilista escojerá el peinado recogido adecuado basándose en el estudio craneo-facial y de asesoría de imagen que corresponda al tipo de mujer determinado.

Recogidos tocados y adornos

Recogidos con tocado o adornos

El tocado en una novia es un clásico que nunca perderá vigencia. Ese pequeño toque, da una sensación de elegancia única, además proporciona un punto de referencia sobre el peinado. Establece un eslabón entre el recogido y la novia difícil de igualar.

Recogidos con velo

Recogidos con velo

 El recogido o peinado con peineta, tocado o tul miniatura o de cola larga debe ser cuidadosamente elaborado para no caer en lo chabacano y dotar a la novia o madrina de una personalidad realmente única. El halo de elegancia y misterio que acompaña un velo debe ser medido y valorado dentro del conjunto total. Si nos decidimos por el velo hay que tener en cuenta que, si la ceremonia se realiza en el exterior, la posibilidad de un día ventoso puede estropear ese acontecimiento. Un velo o tocado blanco, siempre resultará más impactante en el interior penumbroso de una iglesia o catedral que en un compromiso a la orilla del mar. En este último caso es preferible elegir colores más llamativos.

Recogidos para fiestas

Recogidos para fiestas

Un recogido o peinado para una fiesta debe ser adecuadamente valorado. ¿Cómo? Debemos principalmente catalogar el tipo de evento al cual está enfocado. No es lo mismo ir a una fiesta de graduación que a una despedida de soltera. Además debe ir en consonancia con el vestuario y personalidad de cada una. Por regla general un recogido o semi recogido para una fiesta es un peinado cuidado pero, a la vez, tiene que cumplir un requisito primordial: ser poco menos que indestructible. Tiene que aguantar todas las embestidas de nuestro comportamiento, baile, carreras, juegos, hasta aguadillas si es el caso. Y ¡A disfrutar de tu fiesta!

Recogidos Informales

Recogidos Informales

Antes los recogidos o peinados informales servían para un roto o para un descosido. En realidad, hoy día, un recogido informal no es sinónimo de salir del paso. Debido a la progresión de las diferentes y avanzadas técnicas en peluquería, así como a los productos y complementos desarrollados por la industria de la imagen y belleza, un recogido informal está sumamente cuidado y se puede lucir tanto en acontecimientos cercanos (cumpleaños, reuniones o comidas de empresas, disertaciones o charlas, etc) como en ocasiones o eventos especiales, desde una ceremonia matrimonial hasta en recepciones de alto nivel.

Semi recogidos de novias

Semi recogidos para novias

Los semi recogidos ofrecen diferentes alternativas para hacer más rico el recogido puro.
Un semi-recogido abarca tantas variantes como nos ofrezca nuestra imaginación. Hay personas que se inclinan. por ejemplo, por un recojido con trenzas o trenzitas, ya sean agrupadas en racimos, trenza francesa o renacentista. Otras optan por el semi-recogido con rizos o tirabuzones. Hay quienes gustan de los moños caídos, laterales, al frente, deshechos o con adornos florales. Se puede llegar a pensar que el semi recogido abarata el precio del trabajo del estilista, pero esto depende del tipo de peinado semi-recogido y de la destreza, materiales,  productos y tiempo empleado en el desarrollo del trabajo de peluquería.