Según cumplimos años (mujer o señora de 40, 50, 60, 70 o más), cada vez nos da más temor adoptar cualquier cambio de look en nuestro rostro o cabello (peinados, cambios de color, corte de pelo, maquillaje, uñas..), por pequeño que este sea.

peinado para mujer de mas de 50  

No obstante, debemos considerar que, una recomendación de nuestro estilista o un deseo personal, motive un cambio de estilo, color o corte. 

 Que no nos atenace el miedo a lo desconocido. El profesional de la peluquería, sabe perfectamente que nos conviene según nuestro óvalo facial, edad, color de piel, tipo de nariz, forma de mentón, color de ojos. etc. Una correcta asesoría de imagen nos podrá guiar hacia un estilo determinado que refuerce nuestra presencia, transmitiendo carácter, movimiento, sensualidad, aplomo o juventud. Una mujer  madura, con más de 40  ó  mas de 50 años, tiene la ventaja de su experiencia en visitar la peluquería, sin embargo, es primordial que se deje aconsejar por un profesional. 

  

Podemos rejuvenecer el rostro aportando los tonos adecuados y el corte preciso.

 Cuando pasamos de la cuarentena, si pintan canas pues pintan canas. Algunas mujeres prefieren conservar sus canas antes de teñirse. Lo recomendable para aquellas personas que deseen conservar su plateada cabellera es acostumbrarse a los baños de color. Con ello matizamos la cana y suavizamos ese tono chillón amarillento y áspero que producen las canas a la mirada. También podemos combinar diferentes tonos de grises oscureciendo zonas específicas.

peinados mujeres maduras +50

Aunque la edad no es una determinante absoluta para la mujer a la hora de realizar un peinado, un corte, aplicar un color o colocar unas extensiones de pelo, si es cierto que según cumplimos años nos mostramos más reacias a cambiar nuestra imagen. Esto nos hace tomar una actitud de anclaje en nuestras propias convicciones que es difícil de erradicar. Son caminos trillados bien conocidos por los cuales transitamos con total y absoluta confianza. Pero la vida es cambio. 

peinados mujeres maduras +60

Los cambios son positivos porque sacuden nuestros cimientos y nos devuelven el vigor y la energía vitalista tan necesaria para nuestra evolución como seres humanos. Vale, podemos cambiar de un modo paulatino sin necesidad de traumatismos. Podríamos evolucionar, como no, de un tono castaño a un cobrizo tenue para más adelante situarnos con miras al rubio platino, después de pasar por los  intermedios. De un corte de pelo de solo puntas y flequillo a un corte asimétrico de nuca a mentón tan en boga actualmente. Todo dentro de un estudio de asesoría que se adecue a nuestra personalidad visagística. 

Si no probamos no conocemos. Si no conocemos… nos perdemos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR